facebook   twitter   youtube 

Guatapé por @Anyelik

(Tiempo estimado: 1 - 2 minutos)

guatapé

Fotos: @Anyelik

Hace 40 años, Guatapé era un pueblo cualquiera enclavado en el oriente antioqueño. Pero con la construcción de El Peñol-Guatapé, el embalse de regulación más grande del país, la historia, la geografía y cultura de este municipio antioqueño de casi 6000 habitantes se transformó para siempre.

Hoy es un pintoresco pueblo volcado sobre el turismo, a donde nacionales y extranjeros llegan a disfrutar de lo que los lugareños llaman “el mar interior” más grande del país y de la piedra gigante ubicada a pocos kilómetros del casco urbano. Desde allí, y tras un ascenso de más de 700 escalones, se puede contemplar una vista privilegiada de esta región inundada por las aguas del río Nare.

Con la construcción del embalse, los habitantes de Guatapé se reinventaron. Quedó atrás la ganadería, el pastoreo y la agricultura. Las casas se llenaron de zócalos multicolores que hoy son una insignia de la cultura guatapeña. A lo largo de la vía que conduce al municipio, y en el propio casco urbano, se multiplicaron los hoteles, los restaurantes, la oferta de deportes náuticos y los mototaxis que por 6 mil pesos ofrecen un recorrido guiado por el pueblo.

La temperatura es ligeramente más fresca que la de la capital antioqueña, a poco más de dos horas, bordeando los 22 grados centígrados en el día. La carretera, que se desprende en Marinilla de la Autopista Medellín-Bogotá, está en buen estado y es segura.

Guatapé enamora no solo por sus paisajes sino por la capacidad de sus habitantes de transformar su entorno y convertirlo en un mejor lugar para todos.

guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé guatapé

 

 

Escribir un comentario

Agradecemos a los investigadores, académicos y profesionales que contribuyen con sus artículos, declaraciones y caricaturas inéditos para ser publicados en la Revista Razón Pública. Los autores son responsables de sus ideas y de la presentación de los hechos en este documento.

“Los comentarios en Razón Pública están sujetos a moderación, (de 8 am a 6pm hora de Colombia) con el fin de garantizar un intercambio de opiniones en tono respetuoso - serán bienvenidas la crítica aguda y la ironía - que enriquezcan el debate y resulten interesantes para lectores y autores.
En consecuencia, no se aceptarán comentarios del siguiente perfil:
1. Que constituyan descalificaciones, ataques o insultos contra los autores o contra otros participantes del foro de comentarios.
2. Que incluyan contenidos, enlaces o nombres de usuarios que razonablemente puedan considerarse insultantes, difamatorios o contrarios a las leyes colombianas.
3. Comentarios sin sentido o repetidos, que serán eliminados sin piedad.

Los comentarios no reflejan necesariamente la opinión de Razón Pública, sino la de los usuarios, únicos responsables de sus propias opiniones.”


Código de seguridad
Refescar

Esta semana en Razonpublica